UN CÍRCULO QUE SE CIERRA


¡Por fin, fruto del esfuerzo, la lectura y la composición compartida! NUESTRO HOMENAJE AL POETA (trabajos previos en la página web y en el blog )

POEMA DE PRIMEROS VERSOS
(a Antonio Colinas)
Hoy comienzo a escribir como quien llora.
Lloro pensando en ti, junto a mi ventana.
Hoy comienzo a escribir como un desafío,
sin ti mi vida no tiene sentido.

El no volverte a ver.
Pienso en tu piel que acaricio lentamente,
sin tus labios mi alma se derrite.
Me muero por verte, por estar contigo.
La esperanza me guía,
tú, sólamente tú.

El corazón impone,
me impone que te ame,
aunque tú no me ames.

Un sol de cobre en llamas
se refleja en mi ventana,
cada día, cada mañana.

Qué gran felicidad
siento al tenerte a mi lado,
al estar junto a ti,
amor, siempre junto a mí.

Poema colectivo: Shabita, Jesús, Cristina, David, Laura, Coral, Rodrigo, Álvaro, Jennifer, Andrés, Daniel, Katherine, Nassim, Noelias, Sergio, Rubén, Soraya, Wander y Jorge



UN CÍRCULO QUE SE ABRE


"Un círculo que se cierra, un círculo que se abre."external image LIBRO+A.C..jpg
Con estos primeros versos comienza el poeta, Antonio Colinas, el prólogo de su libro, Obra poética completa.Una profecía de lo que experimentaríamos a través de su lectura compartida, en la que hemos llegado a descubrir al poeta, su vida, su concepto de poesía, cómo escribe y sus emociones. También nos ha inspirado para investigar y explorar en sus palabras, en sus primeros versos, para escribir distintos tipos de textos, para colaborar en un poema colectivo, para crear una página web, un blog... "UN CÍRCULO QUE SE ABRE"Y concluye el autor:"Cierro las páginas de esta edición que estoy preparando, cierro tantos años de poesía. Es pleno verano. Detrás del vendaval, en el patio de la vieja casa, se ha ido la luz de fuego de las piedras ferrosas; pero si uno se acerca al muro y pone en él la mano, aún lo notará cálido. Es el milagro que ha hecho a lo largo del día la luz sobre la piedra. Como la palabra lo ha hecho en el poema, "paso a paso", a través de tantos años. La poesía acaso sólo sea eso: un poco de tibieza o calor contra la dureza de la vida o de la muerte, huellas de una luz que nos enseñó a ser y a conocer, a vivir en lucidez y en plenitud, a sanarnos y a salvarnos un poco".